ROBERT ALONZO MADURO NO DEBE RENUNCIAR

MADURO NO DEBE RENUNCIAR

A muchísimos de ustedes les consta que desde que comencé mi apostolado de ALERTAS, en diciembre del año 2002, NO ME HE QUIVOCADO EN UNA SOLA COMITA. Entiendo que mis aciertos les caen como una patada en el estómago a millones y millones y millones y millones de venezolanos: ¡qué le vamos a hacer!

Ni que fuera el Gran Profeta Reinaldo dos Santos, en el año 2007 publiqué en el semanario “Venezuela Sin Mordaza”, el cual tenía a bien dirigir en Miami, que el próximo traidor, para la farsa electoral presidencial de 2012, sería Henrique Capriles Radonski, a quien desde entonces bauticé como “El Ratonski”, que significa en un derivado del ruso ortodoxo: “rata rusa”

Cuando, en efecto, Ratonski fue declarado por el CNE como el ganador de aquellas “primarias” que se hicieron en febrero de 2012, ya nadie se acordaba de mis “predicciones”.

Venía de “predecir” lo que haría Manuel Rosales en la farsa electoral de 2006

y de alertar sobre el entonces-topo, el Dr. Herman Escarrá, a quien le envié una “Carta Pública” que me hizo cosechar insultos, maldiciones… y hasta amenazas de muerte:

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?p=7216835&sid=6ca810a94917e827b1e0205132e28cd9
La he venido pegando desde aquello que mentaron “Paro General e Indefinido”, el cual no fue paro, ni fue general… ni mucho menos indefinido. Luego seguí pegándola con aquella cosa que llamaron “Referéndum Consultivo” y, también, con la fulana “Mesa de Negociaciones y Acuerdos”.

Cuando llegó “El Firmazo”, les advertí que lo ÚNICO que lograríamos con ese garabato sería regalarle al régimen una base de dato virtual que sería la envidia del G2 cubano y de los Comités de Defensa de la Revolución (cubana): (ver “¿Comeremos Gallina?”

https://espanol.groups.yahoo.com/neo/groups/UPLA-VEN_Opinion/conversations/topics/30029

Así la fui pegando y pegando hasta llegar al Referéndum Revocatorio, al cual bauticé “El Carrusel de la Ilusión” y mis pronósticos fueron creciendo en el tiempo hasta que llegamos al 14 de abril y más tarde al 8 de diciembre de 2013.

Ojalá que ahora me equivoque por primera vez.

Se está creando una gran matriz de opinión en torno al tema de la renuncia de Nicolás Maduro, quien – bajo ningún concepto – debemos dejar que renuncie: ¡bajo ningún concepto!

Todos hablan de la renuncia de Maduro, en especial: últimamente. Si revisamos el artículo que el diario El Universal le publicó “La Dama de Hierro” en el día de ayer 5 de abril (de 2014), lo podríamos corroborar:

http://m.eluniversal.com/opinion/140405/renuncie

La jugada perfecta para los Hnos. Castro sería poner a renunciar a Maduro, ya que – según el Art. 233 de “La Bicha” – a su renuncia, se tendría que recurrir a una nueva elección presidencial, ya que lo estaría haciendo dentro de los primeros cuatro años de “su” gobierno.

La jugada está de papayita. Los Hnos. Castro le ordenan a Maduro que renuncie, llaman a una nueva elección presidencial, con el mismo CNE actual, donde – LO MÁS PROBABLE – sea que gane el candidato de la “oposición”… Ratonski, Leopoldo López o la propia María Corina Machado.

De entrada, ya el candidato que se preste para esa GRAN E INMENSA FARSA, sería un soberano traidor a la patria. Ganaría el candidato(a) de la “oposición” y NADA CAMBIARÍA. No veríamos ningún cambio substancial en el “gobierno”… seguiríamos bajo un régimen controlado, desde las alturas, por los Hnos. Castro.

Esa sería una linda y extraordinaria manera de darle solución a esta crisis social-nacional que no tiene compón, a no ser que el “presidente” renuncie y se muevan las fichas del dominó adecuadamente.

Todos felices y contento, incluyendo… por un ratico, el pueblo. La fulana “comunidad internacional” no perdería los millones y millones de dólares, porque no se jurungaría el factor de la ilegitimidad, tanto de Chávez como de Maduro. Todo el mundo cobraría. Los líderes “opositores” salvaría su pellejo, porque tampoco habría “investigaciones a fondo”, jamás llegaríamos a saber cuántos electores, de verdad-verdad, existen en Venezuela… y nadie pagará por la dos actas de la traición que nos cansamos de denunciar:

www.archivosemanal.com/miedo

No sería una jugada muy original. Ya Castro lo hizo en Nicaragua para darle un mateo final a la guerra civil, tras diez años de cosechar muertos y mutilados. Cuando el sandinismo estaba con la lengua afuera, le echaron el cuento a Oscar Arias (entonces presidente de Costa Rica) para que comenzara a hablar de paz y de amor. Habló tanto que contagió a toda la región y le dieron el Premio Nobel de la Paz.

Se montó la olla. Se creó la UNO (UNIÓN NACIONAL OPOSITORA), con la borrachita Violeta Chamorro al frente, de candidata. Tras ella gobernó su yerno, Antonio “Toño” Lacayo… y detrás de éste, los propios hermanos Ortega y el Gran Jefe Indio: Fidel Castro Ruz.

Durante el período “democrático” de la Chamorro no se investigó un solo asesinato cometido por los sandinistas… ni se regresaron las propiedades que, ilegalmente, fueron apropiadas por los jerarcas del sandinismo. En ese período “democrático”, hubo más de 600 ajusticiamiento de los líderes de la Contra, entre los que se encontraron los dos altos jefes: el militar (Enrique Bermúdez ) y el político (Argel Sequeira). No se derogó una sola ley ñángara. No se le devolvió a Nicaragua un solo peso robado.

Después de la Chamorro vino Arnoldo Alemán, gran aliado del sandinismo… aunque se las daba de opositor y, después de Alemán, Enrique Bolaño, a quien el Secretario de Estado de EE.UU. calificó de ser más sandinista que Sandino.

El yerno de la Chamorro – “Toño” Lacayo – llamado durante aquel primer gobierno “democrático”, El Hombre Fuerte de Centroamérica, es hoy el jefe de finanzas del partido sandi-comunista de los Ortega. Bajo la condición de unas elecciones transparentes, debidamente supervisadas por los organismos internacionales, lograron desarmar a los Contras. Se desarmó el ejército sandinista, pero la Policía de Managua quedó intacta… con más poder de fuego que el que tenía el ejército rojo durante la guerra.

Sobre esa burla publiqué un artículo que titulé: “Los Contras ganaron la guerra y perdieron a Nicaragua”:

http://www.mrr.name/12.pdf
http://www.mrr.name/13.pdf

El pueblo de Venezuela tiene que tener doscientos ojos abiertos. NO es nada fácil ganarle una mano a los Hnos. Castro, ni en la guerra ni en la “paz”.

La ÚNICA opción que tenemos es apegarnos a las DOCE CONDICIONES PARA DEJAR LA GUARIMBA:

http://www.twitlonger.com/show/n_1s18tge

Si caemos en la trampa de “la renuncia”, lo lamentaremos eternamente… ¡y para siempre!

7 de abril de 2014

Robert Alonso
El Guarimbero Mayor

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s