CARTA A LA OEA

De los ciudadanos de la América democrática a la Organización de Estados Americános OEA con cede en Washington, D.C.

“No vayas contra lo que es justo para conseguir el elogio de los demás”  Lao Tse.

Ambigüedad y complacencia, epíteto que bien define a la secretaría general de la OEA dirigida por José Miguel Insulza.

La declaración de la organización dice que trabaja para fortalecer la paz, seguridad y consolidar la democracia, promover los derechos humanos, apoyar el desarrollo social y económico y promover el crecimiento sostenible en América. En su accionar busca construir relaciones más fuertes entre las naciones y los pueblos del continente.  De ser esto cierto, como está establecido en la carta interamericána de la OEA, las decisiones democráticas que ahí se tomen, deben garantizar el bienestar de los pueblos de América y nunca favorecer el enraizamiento de dictaduras que ocultos tras la mentira, esclaviecen a los pueblos.

A través de la historia han existido gobernantes unos peores que otros, al igual que idealistas puros que han rescatado la patria cuando ésta agoniza frente a las puertas de la pérdida de todos los valores.  Cuando esto sucede, la consecuencia es muerte de muchos ciudadanos que proclaman y exigen el principio básico de todo ser humano, la libertad.  Por tal razón, ideas diplomáticas, convertidas en organizaciones de mediación como la OEA, fecundaron en los ideales de muchos pensadores, o al menos eso le hicieron creer a los ciudadanos.

El artículo 6 de la carta democrática interamericana, claramente exhorta a la obligación y el deber de todo ciudadano a participar activamente de los eventos políticos que afecten los destinos de sus pueblos y de la región, no limitando sin embargo a que esa participación, sea exclusiva y únicamente expresada a través de sufragios.  Nosotros, los ciudadanos, hemos optado con esta carta, por la opción de hacer valer nuestras voces como conglomerado, pueblos unidos y en concordancia, conscientes de la necesidad y urgencia de un cambio positivo en la región; de tal manera que y bajo ningún concepto, no jugaremos el rol de pasivos expectadores en una sala de proyecciones.  Esto no es Hollywood, es la vida real y somos participantes vivos de este proceso; de errar en la alegoría, permitirnos hacer alusión a la sangre derramada en Venezuela en manos de un gobierno tiránico.

Sangre, burdamente utilizada por el gobierno venezolano para tergiversar la verdad,  en el momento que acusan a la oposición de ser los responsables de tales sucesos.  Dice Mateo 27:24 -Y viendo Pilato que no conseguía nada, sino que mas bien se estaba formando un tumulto, tomó agua y se lavó las manos delante de la multitud, a la cual responsabilizó.  No podemos permitir que en pleno siglo XXI episodios agraviantes a la democracia perpetúen dictaduras, eso nos convierte en cómplices silentes de la historia.

Vemos pues, la trascendencia que juegan los organismos mediadores en los conflictos y su razón de ser.  Pero, cuando esos organísmos dejan de cumplir su función y se convierten en una especie de conciliábulo de políticos, ponen en riesgo la soberanía de los pueblos.  La OEA estipula que en caso de faltar a sus deberes diplomáticos debe entrar en un proceso de revisión.  Tal medida de rescate se ve truncada en estos momentos, las actuales condiciones históricas de la organización bajo la dirección de José Miguel Insulza, han dado extensas muestras de ambigüedad y favoritismos partidistas.  Es público el hecho, de que Insulza, persigue una postulación como senador de Chile o incluso una candidatura a la presidencia, lo cual en esencia no tiene nada de malo.  Lo malo, es  favorecer a la izquierda internacional, ignorando el dolor de los pueblos y minimizando a cero el valor del ser humano, con tal de ganar apoyo con la izquierda fuerte de Chile, mostrando una actitud totalmente egoísta. Hechos recientes confirman lo expresado cuando en reuniones de la organización, excluye denuncias concretas a faltas de los derechos humanos que son presentadas con pruebas, y no penaliza a gobiernos de naciones abiertamente de izquierda con las sanciones establecidas en el derecho internacional.  Es público ya, la injerencia que Cuba tiene sobre la toma de deciones en Venezuela y la misma carta democrática interamericana lo condena, José Miguel Insulza, nuevamente ignora el hecho.

Cuba está exento de todo tipo de sanción internacional dictada por la OEA ya que no es un país miembro.  Tal exclusión a la organización fue un acto pensado para poder actuar con mayor impunidad ante el mundo.  No se confunda, no estamos pidiendo sanciones a los hermanos Castro, ya a ellos les llegará su hora; sin embargo, Venezuela ha permitido dicha injerencia y su gobernante actual Nicolás Maduro que además no ha dado pruebas de su nacionalidad, sí debería ser sancionado y expulsado de su cargo como presidente ya que hubo un gran fraude electoral el dia 14 de Abril del 2014.  Aún así, teniendo las cartas sobre la mesa, nuevamente José Miguel Insulza en lugar de sancioner, ampara lo que es hoy una dictadura.

La OEA no fue creada para fomentar dictaduras ni tiranías, sino para hacer prevalecer el respeto absoluto a la democracia.

Los riesgos de permitirle a estos funcionarios públicos, como es el caso de José Miguel Insulza, apadrinar acciones ilegitimas y anti constitucionales de gobernantes antidemocráticos, son muchos y muy nefastos.  Siendo quizás el peor de ellos, la pérdida absoluta de la libertad y la soberanía de una nación.

Por tal motivo pedimos:

1.-  Pedimos la destitución inmediata de José Miguel Insulza.

2.-  Pedimos que la OEA entre en un proceso de revisión.

3.-  Solicitamos la publicación en medios de radio, prensa y televisión, de la siguiente carta.

Concluímos con una frase de Maximilian Robespierre

“Cuando la tiranía se derrumba procuremos no darle tiempo para que se levante”.

P.D.

Dejamos aquí un enlace para todo aquel que no conoce sus derechos en relación a lo establecido por la Organización de los Estados Americanos.

http://www.educadem.oas.org/documentos/dem_spa.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s