1ro. de Mayo!

1ro. de Mayo!

Inicia Mayo su presencia majestuosa con el canto de las chicharras, también con la falsa ilusión que genera en muchos los supuestos beneficios que el aumento salarial decretado por Nicolás Maduro producirá en sus pequeñas economías, es por ello que me prepongo estas líneas para hacer algunos señalamientos:

En la “sociedad socialista” mas que en la sociedad “capitalista” la gran fuerza trabajadora queda en condición de “sometimiento”, como es eso? Simplemente, en la sociedad capitalista el trabajador está bajo la orden de un patrón (el empresario, el dueño de los medios de producción y si no está conforme individualmente con las condiciones de trabajo reclama, si no toman en cuenta sus planteamientos puede romper la relación laboral y optar por ir a otra empresa, conseguir otro empleo, incluso si lejos de hacer el reclamo individual lo hace “unido a todos sus compañeros”. La historia obrera tiene larga lista de los logros obtenidos, de hecho el origen de la celebración de esta fecha está asociado a los acontecimientos que desarrollaron los mártires de Chicago, que derivó en recordatorio de la sangrienta jornada de 1886 como Día del Trabajador.

Hoy día se hace énfasis en Venezuela que se está bajo la presidencia del primer presidente obrero, por ello es pertinente precisar si el Sistema Socialista ofrece mayores beneficios al trabajador. Veamos, si en el Estado Socialista el Estado no es solo quien dicta las leyes sino que a la par es fundamentalmente el empleador en tanto las empresas privadas existentes son expropiadas a sus legítimos dueños, encontramos que al trabajador se le han ido restringiendo sus oportunidades para trabajar con otros empleadores por tanto, cuando desde el Estado se le hace la invitación a hacerse miliciano por causa de la defensa de la revolución, lo que se está buscando desde instancias del Estado es ampliar las instancias para el sometimiento de la voluntad popular en tanto, obreros o trabajadores antes en libertad para disentir, una vez ingresan a formar parte de las milicias obreras quedan circunscritos al mando militar único independientemente de si su empleador es aun privado, y por ende, así, quedan ellos sometidos por decisión personal a desprenderse ( anular) su libertad obrera, quedando así cautivos a las directrices del Estado en tanto éste es quien por causa de la “defensa de la revolución” toma las decisiones y por ende, las empresas donde estos milicianos laboran quedan también expuestas a la acción del poder militar. Si Ud. amigo lector es obrero y por decisión propia, asumiéndose patriótica optó por desprenderse de su condición de clase trabajadora haciéndose miliciano, es importante tenga en cuenta que las milicias obreras se constituyen en una estrategia fundamental en el proceso de sometimiento que se desarrolla en Cuba y que por causa de acuerdos se ha ido extendiendo a Venezuela, de hecho, Nicolás Maduro, el denominado presidente obrero es quien da operatividad a esta nueva fase de sometimiento para Venezuela, de tal manera que su petición de conformar las milicias obreras como estrategia de la unión cívico militar para la defensa de la estabilidad de la revolución bolivariana, no es más que la estrategia del Estado Militarista Venezolano para lograr el sometimiento de la gran fuerza trabajadora venezolana, clase social que por carecer de herramientas para el análisis, ha quedado expuesta a la manipulación del poder comunicacional del Estado Militarista. La autonomía funcional que posee un obrero no miliciano está consagrada en la constitución, ya que, un ciudadano civil obrero es poseedor en sí mismo del poder soberano, un obrero miliciano, deja de ser civil y por tanto, queda bajo el mando del poder militar, es decir queda bajo el mando de quien ejerce la autoridad militar la cual, le hace obligante a actuar aun en contra de sus legítimos intereses de clase trabajadora, en tanto, como milicianos su fuerza obrera queda neutralizada, anulada y por ende, sometida al arbitrio de quienes tienen el poder político, lo que constituye la más vil maniobra contra la ingenuidad del pueblo trabajador venezolano que confía a ciegas en quienes están en este momento y hace 15 años están en condición de autoridad político-militar así tenemos que, el denominado gobierno obrero venezolano no es más que un gobierno de facto que procura en todo momento el desmontaje de la genuina fuerza liberadora del movimiento obrero venezolano, para por vía de la militarización realizar el sometimiento total de las mayorías.

 

Consciente que la paz no requiere de la militarización digo, No a la Militarización del Movimiento Obrero Venezolano!

El Amor es el Arma, la Estrategia y el Logro,

Sol-dado, he allí tu uniforme.

 

María Walter

Nicolás Maduro anuncia las “Milicias Obreras Bolivarianas”

1 de Mayo, dia del trabajador en Cuba

Milicia obrera marchó en Los Próceres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s