#SalvaTuVoto @jackomoose

SALVA TU VOTO


Salva tu voto.

Si bien estamos conscientes de que el mensaje que estamos dando, “podría” ser interpretado como un llamado a la abstención, es necesario tomar en cuenta varios puntos antes de llegar a tal conclusión:

– El voto (como instrumento democrático) es el acto por el cual un individuo expresa apoyo o preferencia por cierta moción, propuesta, candidato, o selección de candidatos durante una votación, de forma secreta o pública.
– La democracia, presupone la celebración de elecciones mediante el sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. Todas estas características se consideran actualmente condiciones necesarias para la democracia y el incumplimiento de una sola de ellas nos remite a un sufragio no democrático.
– Es menester para garantizar elecciones democráticas , transparentes y creíbles, que las autoridades electorales, responsables de organizar y calificar los comicios sean imparciales y gocen de plena autonomía respecto al gobierno, de modo que el mismo no pueda sesgar la votación en favor de su partido
– Los regímenes, conscientes de su incapacidad de forjar legitimidad, se sienten tentados a recurrir a las elecciones, las cuales tienen un carácter plebiscitario y se desarrollan sin garantías de limpieza democrática debido a las violaciones sistemáticas, y generalmente virulentas, de las reglas de juego inherentes a la democracia.

Habiendo dicho esto, analicemos la realidad que atraviesa nuestro país actualmente en materia electoral:

– Si el voto en democracia presupone un sufragio universal, libre, igual, directo y secreto y el incumplimiento de tan solo una sola de ellas nos remite a un sufragio no democrático, podemos honestamente,debido a razones que todos conocemos tales como la intimidación al elector, el uso del sistema biometrico-capta huellas, el voto de venezolanos fallecidos, cédulas duplicadas, el uso de las máquinas de votación, la persecución e intimidación a los funcionarios públicos, el uso ilegal de los medios de comunicación nacionales para propaganda política por parte de el régimen, y un sin fin de irregularidades más, considerar las elecciones (bajo estas condiciones), como instrumento democrático efectivo para lograr un cambio político en el país?
– Tomando en cuenta que el CNE (autoridad electoral en nuestro país) carece total y absolutamente de imparcialidad y autonomía respecto al régimen (como todos sabemos), ¿podemos realmente confiar en éste como “ente regulador” para unas elecciones democráticas transparentes?
– La MUD (como representante principal de la oposición en nuestro país) a demostrado ser incapaz de defender los intereses de la sociedad venezolana. Sin irnos muy lejos, recordemos las últimas elecciones presidenciales: la MUD, aceptó ir a elecciones contra un candidato ilegítimo, que usurpaba funciones de presidente de la República, con un ente regulador (CNE) totalmente imparcial  y en apoyo absoluto al régimen; se aceptó el sistema biometrico-capta huellas (lo cual representó un elemento extra de intimidación al elector), así como un sin fin de irregularidades más reportadas. Después de ganar, el candidato de la MUD aseguró que no se reconocería el resultado hasta contarse hasta el último voto (lo cual no se cumplió) y en vez de defender la victoria, le ofreció al país drenar la arrechera tocando cacerolas con fuerza. ¿Podemos, con la consciencia tranquila, poner el futuro político y por tanto social y económico de nuestro país en manos de tal organización? ¿No sería de esperarse que la MUD (como representante principal de la oposición) enfocara sus esfuerzos, sus recursos y su tiempo, en exigir al régimen, condiciones democráticas verdaderas y reglas de juego claras y transparentes antes de aceptar ir a elecciones, y si estas exigencias no se cumpliesen, usar (la MUD) su poder de convocatoria para movilizar a la sociedad civil en pro de alcanzar dichas exigencias en vez de estar haciendo campaña electoral?

Entonces, tomando en cuenta todo lo antes dicho, podríamos decir, que ir a votar sería como aceptar jugar una partida de ajedrez en la cual nuestro contendiente re-diseñó el tablero y cambió las reglas originales del juego para beneficio propio.

Les pregunto :¿aceptarían ustedes jugar la partida bajo estas condiciones?

Salvar el voto no se trata de abstención sino de no aceptar jugarle el juego al régimen.

¡Únete a la RESISTENCIA!

Atte.
John Doe
Resistencia 1bolivar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s