@Maria__Walter El EMPODERAMIENTO DEL SER COMO ESTRATEGIA LIBERADORA

El EMPODERAMIENTO DEL SER COMO ESTRATEGIA LIBERADORA

Cuando el Ser queda sujeto al sometimiento (SOMETI-MIENTO) va disminuyendo en su estima de sí, este hecho le ocasiona a tal punto  una pugna interna que se debate entre la aceptación de la triada del sometimiento (manipulación -degradación-miedo) y, LA NO ACEPTACION DEL SOMETIMIENTO que se expresa de manera “saludable” como INDIGNACION, es decir, el objeto  de la traída es golpear la dignidad, resquebrajar la, anulando al Ser, fraccionandolo, “calificándolo”, pues la aceptación de la sumisión no es mas que la inhibición a pensar, así, anulado en el individuo el pensar como genuina expresión del hacer CREADOR Y LIBERADOR,  el individuo “se entrega” a la negación del Si mismo, se entrega a ser parte de su aniquilamiento y el de sus “iguales”…  Ahora bien, ya que, la libertad es inherente al Hombre (libre albedrío otorgado por Dios) La Indignación ante la pretensión de dominio  es la respuesta humana natural y lógica. Una sociedad sana psico- emocionalmente ante la humillación- el agravio – el sometimiento como acción antinatural,  reacciona en procura de resolver el conflicto que surgido externamente, pretende su fraccionamiento, su enajenación, su muerte, de allí que, LA INDIGNACION es el “indicador” de que LA DIGNIDAD como una gema esta “guardada” en lo mejor de la conciencia social ( individual/ colectiva), es por ello que la DIGNIDAD es la fuerza de la moral colectiva, que como bastión es expresión de EMPODERAMIENTO individual colectivo así,  la DIGNIDAD se constituye en la fuerza moral del Vuelo Libertario, a través de la cual se RESTITUYE  el Sistema de Valores de la Estima Social,  es decir,  el Ser  desde lo mejor de su conciencia -el Sí mismo-  hace un alto para la reflexión entre el Deber ser Libre que cual flama alumbra permitiendo le ver la iniquidad a la que ha venido siendo sometido mediante vejación  Vs  la realidad aplastante que le golpea “instrumentalizada” mediante  estrategias para el logro del sometimiento (individual /colectivo), “transformándole” así,  mediante el continuado IRRESPETO,  en un Ser Negado,   vilmente SOMETIDO, “cosificado”, esto porque cuanto menos herramientas posea el individuo para hacer barrera a la acción de sometimiento, mas probabilidades existen de que ese individuo quede “cautivo” – negandose a Sí mismo- peor aun, por causa de su nublamiento, su baja autoestima, incluso, su nobleza,  es incapaz de ver que incluso, en oportunidades ese que tiene por bueno y hasta leal amigo,  o líder, o bien, es, su victimario o es,  colaborador necesario de quien(es)  le somete(n),  esto porque el proceso de sometimiento es gradual e incluso hasta cierto punto imperceptible, de allí que el mismo se pauta y desarrolla “cultivando”  el Amor ciego al líder, en tanto, el sujeto alienado a la sumisión “acepta por lealtad al líder” (por amor) todo cuanto de este emane como directriz, en tanto, “confía ciegamente” en este,  por ello, si “el líder esta acostumbrado a mandar”, las opciones que ofrecerá serán en procura de ser “obefecido”, por cuanto esto le reserva su lugar como líder  y por lo tanto, todo cuanto le afecte ese “espacio ganado” no le conviene y por tanto, lo combate, percatarnos de ello como mecanismo o patrón de la alienación a la sumisión nos libra de cometer, una y otra vez, errores, en tanto, a tiempo, podemos ver lo que se oculta mas allá de las apariencias y por tanto,  dar el salto resulta, avanzar desde la DIGNIDAD al rompimiento de la estructura de poder que oprime y manipula para mantenernos   a no ver mas allá de las apariencias, haciendo que  tanto el actor pasivo como el activo, se constituyan en garantes del aniquilamiento individual/colectivo, en tanto, incapaces de ver el valor intrínseco del Ser (Yo Soy Individualizado ),  solo se asumen como  sujetos en tanto, alienados, son fieles al sometimiento, unos como sometedores y otros como sometidos y ello ocurre a tal punto de manera aberrante que,  incluso  suele hacerse a nombre de la libertad, pues a tal punto se  ha  avanzado es la acción alienadora que aquel que ha quedado “cautivo”,  encontrándose dormido, se considera libre e incluso, quien somete o es planificador del sometimiento lo hace a nombre de la libertad,  ésto ocurre porque llegado a ese punto,  el mal se ha radicalizado y, en ese radicalismo, se enmascara y, se  transfigura,  asumiéndose como expresión  de Amor, Justicia y  Libertad, cuando precisamente, lo que  sucede  y ha sucedido es lo contrario,  ello porque el dominio se ejerce con claridad de propósito para lograr el mantenimiento de la sumisión,  así,  utilizan  estrategias para posicionarse como “hacedores del bien” y  lograr que, quien está “dormido” no sea capaz de percibir que está a punto de quedar “entrampado” o peor aun, ya ha caído en la trampa..
En el proceso de radicalización del mal,  se requiere de actores  activos, es decir, los que trabajan para mantener el sometimiento, establecen las estrategias,  los que neutralizan  la disposición natural al pensamiento libre y, los actores pasivos, es decir, quienes aceptan el sometimiento,  los que han quedado cautivos al pensamiento único,  negadores de si,  bien por vía de obtención de prebendas o, por vía del miedo.  Ambas estrategias tiene el mismo propósito, restringir hasta  negar la condición de pensar/actuar libremente desde los valores esenciales,  convirtiendo de esta manera al individuo en sujeto social alienado, carente de criterio, sometido, repructor de la alienación, al punto de que, no escatima esfuerzos para que le(s) permitan “elegir” a la(s) persona(s) que le(s) seguira(n) sometiendo…
El tercer actor de estos procesos, es el que participa como observador/ liberador, es decir aquel que es capaz de ver el proceso y, a los actores antes descritos tal como se mueven en la realidad, comprender los roles que ocupan y el porque  y para que de la dinámica en que participan, deslastrarse de ellos y, desde la DIGNIDAD,  asumir la acción liberadora!

Mientras el ser este alienado al poder y lo que este representa, seguirá girando en esa órbita. Romper ese transito requiere de agudeza y, fuerza de voluntad pues, el conformismo y la pasividad son componentes esenciales del miedo a la libertad.

IMG_3067

Maria Walter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s