.@RobAlonso ¡FRAUDE!

¡FRAUDE!

¿Quién iba a decir que los venezolanos sufrirían un rolitranco y mamarro fraude, SIN LA PARTICIPACIÓN DEL CNE y de la Tiby?

Tomen debida nota. En este “proceso electoral” participó, Reymundo y Todo El Mundo. No hubo kikirigüiki por parte del CNE. Los “electores” votaban en cualquier “punto soberano” (¿”Punto Soberano”? ¿A quién carajo se le habrá ocurrido ese nombre?). No tenían que estar registrado en el RE. “Técnicamente” se podía votar varias veces… no había cuadernos electorales, ni tinta “china” en el meñique. Se podía votar hasta en Katmandú.

Miami colapsó. Weston: ¡ni se diga!. En Fort Lauderdale tuvieron que llamar a la policía, porque las calles estaban saturadas de electores y de la ciudad de Doral no se podía salir. Según los videos que me mandaban a cada minutos los torombolos, el mismo entusiasmo se notaba en Australia y en Europa. España era un furor. En Venezuela se notaba la participación masiva y los fulanos colectivos fueron recogidos para que no jodieran. Solamente un grupito de esos bichos se alborotó… por allá por Catia, creo.

¿Qué pasó?

Hoy lunes llovían las explicaciones. Unos alegaban que no tuvieron mucho tiempo para organizar la guarandinga. ¿Entonces? Si no había tiempo: ¿para qué carajo montaron el timbiriche? ¡Parecen locos!

Otros alegan que el grueso de los electores no-afectos a los Castro, tuvieron miedo de salir a las calles, por temor al hampa y a los hampones de cuello rojo. ¿Entonces? ¿Dónde estaba esa valentía del bravo pueblo venezolano?

Algunos alegaron que se acabaron las boletas electorales. Si esperaban una participación de 12 millones de electores: ¿a quién se le ocurrió ser tan pichirre? De ser esto cierto, jamás calcularon que habría una participación mayor a los 7.6 millones de electores… o algo así.

Ahora donde alguien dijo “Diego”, se dice que no era “Diego” lo que dijo: ¡si no “digo”! Menos mal que la batalla fue electoral. De haber sido con plomo y fuego, como en Angola… a los morteros de 60mm los hubieran cargado con misiles de 40mm. La gasolina para los aviones caza hubiera sido para motores de dos tiempos y las cacerinas de los M-16 hubieran sido cargadas con balas calibre .38. Si a esos “organizadores”, tan desorganizados, los hubieran cambiado por excremento (pupú o caca) de perro: ¡se hubiera perdido el envase!

Pero nada de eso es cierto. Los resultados de la fulana “consulta” de ayer habían sido determinado desde La Habana, mucho antes de lo que uno podría imaginar. Ahora sabemos que no podían superar mucho a los votos “logrados” por Ratonski cuando “se le enfrentó” a Maduro en el año 2013, es decir: los 7.333.568 votos. En un principio se anunció un conteo de 7.1 millones y como era muy bajo, lo subieron – a última hora – a 7.6 millones, total: ¡muerto por mil… muerto por mil quinientos!

¿Los resultados?

Quién sabe, en realidad, cuántos venezolanos decidieron hacer el papel de torombolo y “votar” SÍ en la gracia convertida en morisqueta que se llevó a cabo, sin mucho contratiempo, en el día de ayer. Eso solamente lo sabe Dios y un puñado de individuos. YO, particularmente, no me como el cuento-chino de los 7.6 millones. Los resultados debieron haber sido mucho más abultado. No es posible que desde el año 2013 a la fecha, la cifra de los electores “contras”, sea prácticamente similar. La MUD hizo fraude.

¿Los beneficiados?

El gran beneficiado de la jornada de ayer fue, sin lugar a equivocarme, el régimen de los Castro en Venezuela. Maduro “dio muestras” de ser un demócrata a carta cabal… bueeeee: ¡al menos para el mundo!

Los resultados “demostraron” que la mayoría de los venezolanos no está en contra de la intervención cubana en Venezuela… y que acepta, de buena gana, la presencia de un presidente colombiano, quien, para rematar: ¡es anormal!

¿Los perjuicios?

Son muchos los perjuicios. Como me cansé de advertir hasta minutos antes de que comenzara el guaraleo comicial de ayer, el incremento de la depresión colectiva se disparó hoy a niveles inimaginables.

Son pocos (… y no tan-pocos) los que creen que “la oposición” salió victoriosa del merequetengue de ayer. Uno que no debe creer tal absurdo es el propio Henry Ramos Allup, quien ya está contemplando la necesidad de dialogar. Es fama que nadie que se sienta vencedor, piensa en dialogar con el enemigo.

¿Y los muchachos caídos por Venezuela?

Bien… ¡gracias!

Miami 17 de julio de 2017
Robert Alonso

No automatic alt text available.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s