.@RobAlonso “EL GUARALEO INTERNACIONAL”

“EL GUARALEO INTERNACIONAL”

Al pasar las décadas, un periodista hispano – Pablo Gato –
publicó un libro titulado “El Plan Hatuey”, basado en las declaraciones dadas a la CIA por el piloto castrista Rafael del Pino, “héroe de Bahía de Cochinos”, quien en 1987 se le escapó a Fidel Castro en una avioneta y aterrizó en Cayo Hueso, el punto continental más al sur de Estados Unidos.

El General del Pino (piloto estrella de los Castro por muchos años), reveló un plan a través del cual, en un escenario extremo, Fidel Castro ordenaría el envío de una avioneta artillada con un misil tierra-aire, que volaría a baja altura y le dispararía a la planta nuclear, Turkey Point, desde una distancia media de 45 millas. El ataque produciría centenares de miles de muertos y un desastre ecológico similar al ocurrido en Chernobyl, el 26 de abril de 1986. La isla de Cuba (los Castro incluidos), volaría en mil pedazos, por supuesto.

La planta nuclear de Turkey Point es propiedad de la “Florida Power Line”. Está ubicada en Homestead, a unos 40 kilómetros de Miami. Para el año 2010, en un área de 16 kms de la planta, vivían unos 160mil seres humanos y a unos 80 kms de ella, habitan poco menos de 3.5 millones. De haber una fuga, la nube nuclear podría llegar a Canadá.

Según el General del Pino, la amenaza de Castro de volar Turkey Point, sería la clave del por qué ningún presidente norteamericano ha ordenado la invasión a Cuba, isla que se encuentra a 90 millas de las costas de La Florida.

Decía mi abuela Carmelina, QEPD: “… quien puede lo mucho, puede lo poco…” Si el gobierno norteamericano está dispuesto a atacar al Imperio Castro-Estalinista en Venezuela: ¿por qué no descongelar el Capítulo III de la Ley Helms Burton de un solo plumazo presidencial?

Para el beneficio de mis lectores con corta memoria, o que no leyeron mi artículo sobre el Capítulo III de la Ley Helms Burton, les comentaré que se trata de una ley “burundanguera”, salvo en el capítulo tercero, según el cual – entre otras cosas – cualquier buque o aeronave que visite Cuba, no podrá atracar o aterrizar en Estados Unidos por un período demasiado prolongado.

Cuando los Castro analizaron ese capítulo, movieron sus piezas – principalmente en Europa – y lograron que el entonces-presidente Bill Clinton (quien firmó la mencionada ley, luego de haber sido aprobada por la Cámara de Representantes y el Senado), congelara el ahora-famoso Capítulo III (Chapter III).

Desde Clinton hasta Trump, todos los presidentes norteamericanos (Clinton, Bush, Obama y ahora Trump), han mantenido congelado ese capítulo, luego de una “inspección” llevada a cabo cada seis meses.

Descongelando el Capítulo III de la Ley Helms Burton, no haría falta invertir un solo dólar de los contribuyentes norteamericanos… no moriría un solo soldado norteamericano y el Imperio Castro-Estalinista caería en una semana, puesto que ninguna naviera, ni línea aérea de carga, estarían dispuestas a llevarle porquerías a Cuba, para luego no poder hacer lo mismo a territorio norteamericano. Descongelando el Capítulo III de la Ley Helms Burton, no solamente Trump liberaría a Antonio Ledesma y a Leopoldo López… liberaría a dos pueblos: ¡el cubano y el venezolano!

La Ley Helms Burton (Helms Burton Act), se promulgó el 12 de marzo de 1996 y desde entonces, el Imperio Castro-Estalinista se ha fortalecido enormemente, pues dicha ley es un “saludo a la bandera”… salvo el capítulo tercero.

“Quien hace lo mucho: hace lo poco”. ¿Por qué Trump, hace unas semanas, no fue capaz de descongelar el Capítulo III de la Ley Helms Burton? ¡Porque no está dispuesto a cambiar el orden establecido en la región! !Por eso! Además, él sabe que liberando a Cuba de los Castro, se libera a Venezuela del castro-estalinismo… y eso podría traer consecuencias tremendamente serias.

Venezuela no solamente les pertenece a Cuba y a los Castro. Quien crea eso, solamente conoce la punta del iceberg. Venezuela, desgraciadamente, les pertenece, además: a los rusos, a los chinos y a los iraníes. Trump sabe que puede jurungar la cadena, pero jamás se metería con el mono.

Algo más: ¡Venezuela, TAMBIÉN LES PERTENECE A LOS GRINGOS! Ya muchos no se acuerdan, pero un alto porcentaje de la explotación de la Plataforma Deltana, donde se encuentran los yacimientos de gas natural más grandes del planeta Tierra, lo explota la Chevron, empresa que le pertenece al Clan Bush. Ya muchos se olvidan que Chávez les otorgó esa concesión a los Bush (y a muchas otras empresas multinacionales), de manera ilegal, a dedo… sin contar con la aprobación de la entonces-asamblea.

http://comoseperdiointroduccion.blogspot.com/

Los venezolanos, primordialmente en el Sur de La Florida, se han convertido en una fuerza electoral impresionante y todo indica que esa fuerza se irá incrementando con los años. Hay que sembrar en la comunidad venezolana en esa región, para cosechar votos en un futuro no-muy lejano. Un excelente sembrador de ilusiones y de promesas es el joven político Marco Rubio, quien no descarta llegar a la Casa Blanca algún día… ¿con la ayuda de los venezolanos de La Florida y del resto de Estados Unidos? En consecuencia, el primero en sacarle punta a la tragedia venezolana ha sido, y será: el Senador Marco Rubio… de origen cubano, por cierto. Sin embargo, jamás lo hemos visto presionar, DESDE EL SENADO, para que los presidentes norteamericanos (Trump incluido), descongelen el Capítulo III de la Ley Helms Burton. ¿Por qué?

Hablando de cubanos. Yo, que soy cubano, me acuerdo cómo se emocionaban mis padres y sus amigos, cada vez que se producían eventos a través de los cuales, los gobernantes norteamericanos se aprovechaban para sembrar “fans” (fanáticos).

http://coraminasi.blogspot.com/

Hoy me llegó un video donde una vocera del vice-presidente norteamericano está advirtiendo que Estados Unidos no dejará solos a los venezolanos en su lucha por recuperar la libertad. Ese cuento es más viejo que “sentarse” agachado.

El 29 de diciembre de 1962 – a casi dos años de la traición (por parte del gobierno norteamericano de entonces) de Bahía de Cochinos – el presidente John F. Kennedy, acompañado de su joven y linda esposa Jacqueline, abarrotó el antiguo estadio del Orange Bowl, en Miami y SE CANSÓ de prometer libertad a los infelices, ilusos, ingenuos y nobles cubanos de entonces. De hecho, la Jacqueline se lanzó un emotivo discurso en español, que hizo llorar a decenas de miles:

https://www.youtube.com/watch?v=72z2025GyBE

John, siendo presidente de Estados Unidos, no solamente prometió luchar por la libertad de Cuba (hace hoy poco menos de 55 años). Kennedy prometió que la bandera de la Brigada 2506 (la brigada que invadió Cuba en abril de 1961), ondearía libremente en suelo cubano, antes de que él dejara la presidencia. Bueeeeeee… según todos sabemos hoy, Fidel Castro no lo dejó cumplir su promesa, porque se lo “echó al pico” antes de abandonar la Casa Blanca.

La bandera de la Brigada 2506, por cierto, tuvo que ser recuperada por un bufete de abogados, ya que el gobierno norteamericano se negaba a entregarla para que ondeara en el Museo de La Brigada 2506, en la llamada “Sagüecera” (South West) de la Pequeña Habana, en el corazón de Miami.

https://www.youtube.com/watch?v=bgWRxNUR494

Hoy, a casi 55 años de aquel discurso que guaraleó al exilio histórico cubano, escuchamos otro… no tan radical, de boca de una empleada de la Casa Blanca:

https://www.youtube.com/watch?v=n0YnCS9qzQU

A lo largo de mi apostolado de alertas al pueblo venezolano, que comenzó en 1985 (hace 32 años), me han atacado duramente al preguntarme por qué los venezolanos deben escuchar a un cubano, cuando los cubanos no han podido liberar a Cuba del mismo enemigo que ha venido depredando y destruyendo a Venezuela, durante casi ya dos décadas.

Bueno. Mi respuesta ha sido siempre la misma. Los cubanos somos “doctores en fracasos”. Si alguien sabe de fracasos, frente al Imperio Castro-Estalinista, somos los cubanos. He intentado ALERTAR a los venezolanos, para que no fracasen frente al mismo enemigo… aunque mejorado y corregido, gracias a nuevas experiencias y los años transcurridos.

Los venezolanos acaban de entrar en la etapa del “Guaraleo Internacional”. En esta etapa pueden pasar décadas. Es una muy-cruel etapa en la que el grueso del pueblo se sentará a ver cómo los norteamericanos llegan a liberarlos. ¡Hasta las ranas podrán echar más pelos que El Náufrago de Quino!

Miami 2 de agosto de 2017
Robert Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s