@Marialter LIBERTARIOS O VOTANTES, QUE PREFIERES?

Screen Shot 2017-10-08 at 10.42.09 AM.pngLos educadores hemos de ser la conciencia critica de una sociedad para que la sociedad sea capaz de analizarse a si misma y programar su propia evolución.

             Braulio de Tarso Santos

LIBERTARIOS O VOTANTES, 

QUE PREFIERES?

 

Si algo hemos de tener claro los Venezolanos es que en  política no  se puede ser inocente,  pues lamentablemente las facciones que se disputan el poder  han asumido la política no como     acción que dignifica la condición humana, sino como    estrategia para el aprovechamiento de la cosa pública, la domesticación de los ciudadanos y, el sometimiento.   Comprender esta aseveración exige que nosotros “los ciudadanos” tengamos en claro algunos conceptos tales como estado, soberanía y democracia, palabras trilladas en nuestros días, más que sin embargo, llegan a ser oídas por todos y por todas partes, pero, a la hora de la verdad, sin la comprensión de su significado esencial, entrampados en Venezuela en la coyuntura constituyente 2017 se pretende obligante ejercer el rol de electores, so pena de pintar de azul o de rojo el mapa del suelo patrio… 

         

          Mucho oímos decir:

tenemos que restituir la institucionalidad del estado,  también,  …en Venezuela hemos llegado a estos niveles de penuria e insatisfacción social porque estamos en presencia de un estado socialista y que todos los estados socialistas son así  o …si salimos de este gobierno, el estado volverá a ser como antes y Venezuela retomará el camino de la democracia porque lo que sucede es que hemos abandonado el modelo capitalista.  De igual manera, en la otra orilla se escucha Si la oposición gana las parlamentarias nos quitarían los logros sociales… Gobierno y Oposición hemos tenido mas de cien encuentro entre públicos y privados

Ante tales argumentos, importante es entonces precisar que el estado  –todo estado-  no es más que una estructura de poder, es decir, es un todo organizado a través del cual, se ejerce el poder político (poder decisorio) que para sostenerse en el tiempo, se financia a través del poder económico para ejecutar acciones de interés colectivo, solo que, tales decisiones no en todo momento,  son  tomadas en función de las verdaderas necesidades o intereses de la sociedad, sino en resguardo de los intereses de quienes detentan el poder (partidos, facciones o bloques de poder) lo que genera que la sociedad insatisfecha reaccione exigente, contrariada e incluso, encolerizada al extremo, asumiendo hacer realidad su aspiración  de cambiar las circunstancias  que le son adversas y es así como, en el contexto  de la lucha en la calle que quienes ejercen el poder político económico muestran la verdadera naturaleza del estado, es decir, ejercen la función represiva y, al aplicar esa fuerza intimidante del poder militar, someten a quienes reclaman, neutralizando la protesta cumpliéndose así con el rol esencial del estado: el dominio.  

 

Así tenemos que la acción de sometimiento es propia del estado 

-de todo estado-   ya que gracias a ella, quienes detentan el poder (político/económico/militar) garantizan su permanencia y la existencia misma del estado, de alli que, en gastos de armamento los que gobiernan no escatiman, mas aun gustan en alardear sobre tales adquisiciones, por lo que suelen realizan grandiosos desfiles de exhibición para mostrar el poder de fuego que se posee, lo que implica en la práctica mostrar  el poder de dominio que los grupos/facciones de poder tienen a su disposición  para ser utilizado incluso contra el propio pueblo que les eligió,  si llegado el caso, esa  elite en ejercicio de gobierno (aparentemente en pugna)  considerara que existe riesgo a perder el poder, es así, cuando,  sin dilación los planes de contingencia se implementan para evitarlo porque de lo que se trata la lucha por el poder, es lograr el mantenimiento del poder en manos de dichos grupos o facciones de poder, razón por la cual  por mucho que exista pugnacidad, entre estas, siempre estará  abierta  la posibilidad del entendimiento, porque en esencia lo  indispensable es garantizar  la permanencia del estado por via de  la aceptación de las mayorías al sometimiento a la autoridad, comprender esto, es  clave para el renacer de la acción liberadora porque la misma está siendo bloqueada  por quienes coexisten en y para la pirámide de poder,  ya que, su propósito precisamente es lograr que la sumisión de la sociedad quede institucionalizada eternamente mediante ejercicio de la soberanía indirecta (voto)*.  

Es pertinente acotar que el mayor logro de un estado es la militarización de la sociedad, ya que, cuando la sociedad cede su cualidad civilista, abandona la acción liberadora que la horizontalidad de las relaciones humanas genera, produciéndose así la aceptación, cumplimiento  y resguardo del principio de autoridad que garantiza a los grupos, facciones o partidos pese a la pugna (real o aparente) su permanencia dentro de la pirámide del poder por cuanto, una vez logrado que el sujeto social haya  quedado cautivo al paradigma de SUJETO GOBERNADO,  su condición de sometimiento es factible de perdurar por cuanto,  la sociedad  –históricamente determinada-  ha llegado a tal grado de aceptación al sometimiento que abandona el ejercicio de la libertad de pensamiento aceptando para sí, la condición de subordinación a la línea de mando que impone la pirámide de poder (principio de autoridad) con lo que, el individuo se niega a sí mismo  -en tanto al inhibir su libertad de pensar, se separa por completo de su capacidad reflexiva-  perdiendo la indagación interna con respecto a si mismo (darse cuenta de si) quedando de esta manera,  alineado al poder estatuido que lo somete al extremo de negarle la satisfacción de sus auténticas necesidades lo que genera, que dicha sociedad,  asuma como propias necesidades enajenadas, al extremo de aceptar la visión militarista como aplicación  valida  al proceso de organización social del trabajo, quedando incluso la producción y distribución alimentaria adscrita al régimen militar, cuando ello sucede, a tal punto ha quedado la sociedad entrampada, cautiva al poder que la domina, que  bloqueando el ejercicio de la libertad individual y colectiva ha ido quedando  imposibilitada de la resolución de sus necesidades auténticas, así, su necesidad autentica (necesidad existencial) de ser libre la proyecta como necesidad de  elegir,  cuando en realidad, la acción de elegir QUIEN LE GOBIERNE no es más que la ratificación de su sometimiento en tanto,  POR ASUMIRSE GOBERNADO, ES QUE ELIGE QUIEN LE GOBIERNE así que,  mediante el acto de elegir es que el sujeto de derechos, se despoja de su condición de sujeto histórico, ya que, es a través del voto que delega SU PODER POLITICO (PODER DECISORIO) para que otro u otros, en su representación, tome(n) como decisión estratégica continuar el sometimiento.  Ahora bien, como el sometimiento no es más que la negación del Ser, cuando alguien “elige” quien le gobierne no hace otra cosa que manifestar que no se ha EMPODERADO DE SI (PODER INTERNO) y por tanto, siente  necesidad de ser gobernado, lo que devela el grado de inmadurez política del sujeto que   por causa de miedo, de alienación a la sumisión o incluso, simplemente por amor ciego al líder, se ancla a si mismo  en el rol de elector, ello porque ha bloqueado a tal punto la capacidad de pensar por sí mismo, que llega a considerar pertinente su subordinación a la autoridad de ese líder, argumenta fantaseando que gobernara muy bien, cuando en realidad con lo que fantasea es que su líder es quien le gobierna, le manda, que, no es otra cosa  que por causa de estar expuesto a los efectos de la acción política de la pirámide de poder ha quedado cautivo a recibir y acatar órdenes, haciéndosele  tan natural como necesario, adoptar una conducta  adaptativa, por ende, enajenada,  de allí que, la garantía del sostenimiento de la pirámide de poder en el tiempo, ha estado garantizada tanto por la represión como por el voto y mediante esos dos procesos establece su dinámica, por ello, a ratos quienes ejercen el poder la matizan  de democracia y a ratos de dictadura porque el proceso de perpetuación de la estructura de sometimiento que impone el estado,  así lo requiere.  

Simple y llanamente, ha llegado la hora de despertar.  Encontrar el camino seguro que te lleva al reencuentro contigo mismo y tus necesidades auténticas exige que tomes tiempo para ti, no te postergues.  No te niegues. Eres importante. Piensa y Libérate.

María Walter

* Sociedades en dictadura  ejercen el sufragio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s