@RobAlonso CUANDO LOS LOCOS MANDAMOS

CUANDO LOS LOCOS MANDAMOS

Para nadie es un secreto que yo, Robert Alonso, estoy más loco que una cabra loca. He dado evidencias de mi locura desde que en 1985 comencé a alertar a los venezolanos sobre cómo se perdería Venezuela de manos del castro-estalinismo internacional. Seguí dando muestras de mi extrema locura cuando les aseguraba, de una manera patológica, que la Coordinadora Democrática era un antro de comunistas que luego se mudaron para la MUD. En fin: he dado cualquier cantidad de muestras de mi incurable locura.

Ahora bien. Les tengo malísimas noticias. Mis locuras han contaminado al mundo de los cuerdos. Les diré cómo.

Hoy resulta que todos coinciden en que haber votado en lo que yo llamaba “farsas electorales” en Venezuela fue lo peor que pudieron haber hecho los pobres, infelices, ingenuos y NOBLES venezolanos. Ahora resulta que todos aceptan que la MUD es una cueva de traidores H’sDLGP. Ahora resulta que el grueso de los venezolanos acepta que Ratonski los traicionó… y que Almagro les tomó el pelo con el cuento chino de la posibilidad de una invasión militar.

Por si todo eso fuese “pecata minuta”, me acaban de enviar un artículo publicado… nada más y nada menos que en el New York Times, en el cual se asegura lo que yo he venido asegurando desde que publiqué – en el año 2000 – mi libro titulado “Regresando del Mar de La Felicidad”: que la destrucción de Cuba y de Venezuela ha sido sistemática: programada…!!! ¿Qué tal?

http://mrr.name/RegresandoDelMarDeLaFelicidad.pdf

Imagínense la esperanza del mundo, cuando un medio como el New York Time comienza a publicar las advertencias de un “loquito de carretera” como yo, que llevo casi 20 años asegurando – EXACTAMENTE – lo mismo.

He aquí el escrito publicado en el New York Times… importante periódico que acaba de descubrir el agua tibia:

<<The New York Times: ¿Por qué maduro prefiere la crisis y el caos?>>

<<En un editorial completo del profesor de Ciencias Políticas en Amherst College y autor de “Fixing Democracy: Why Constitutional Change Often Fails to Enhance Democracy in Latin America”, Javier Corrales publicado por The New York Times, el autor nos señala que “Una revolución bolchevique está en marcha cerca de nuestras costas.>>

<<Nicolás Maduro, está usando toda su autoridad para diezmar lo poco que queda de la resistencia a su socialismo extremista. Tal como hizo Vladimir Lenin en octubre de 1917, en esta etapa de la revolución, Maduro se propone librar una campaña final contra todos salvo sus aliados más radicales… Las noticias de Venezuela cuentan la extraordinaria crisis económica del país… Esta crisis no es un accidente. Se trata de un diseño revolucionario… “… El gobierno está empeorando la crisis al aumentar el precio de la gasolina, restringir todavía más la importación de alimentos y medicinas, decretar más controles de precios y subir impuestos en medio de una recesión. La ayuda humanitaria, Maduro la rechaza.>>

<<El gobierno se cruza de brazos mientras el hambre y las enfermedades se propagan… Esta indiferencia sugiere una intencionalidad. Es fácil ver la causa. Un gobierno extremista como el de Maduro prefiere la devastación económica a la recuperación porque la miseria destruye a la sociedad civil y, con ella, toda posibilidad de resistir la tiranía… La privación económica, aunada a la represión, cambia los incentivos de la participación política por el exilio político. Esto es lo que Maduro ve con buenos ojos: la asfixia de la resistencia, tal como Lenin quiso. Es la razón por la que Maduro ha permitido que la crisis continúe por tanto tiempo… Del mismo modo, Maduro está usando la miseria económica para extinguir lo poco que queda del sector privado en Venezuela y expandir el control estatal… Tal vez el elemento más idiosincrásico es el colapso del sector petrolero en manos del Estado… Dejar que la única gallina de los huevos de oro de la revolución se derrumbara es una característica que lleva el sello de Maduro… Maduro se ha inclinado por el caos y no por la recuperación, porque cuando el caos alcanza proporciones inhumanas, como ha sucedido en Venezuela desde 2015, es más probable que diezme a la oposición que al gobierno… Por tal motivo, no deberíamos contar con que el gobierno extremista de Maduro haga algo mínimamente prometedor para detener el descenso de Venezuela al infierno…”>>

<<El editorial completo del profesor de Ciencias Políticas en Amherst College, Javier Corrales publicado por The New York Times, aquí:

https://diariodecaracas.com/…/new-york-times-que-maduro-pre…>&gt;

Miami 23 de septiembre de 2018
Robert Alonso

NOTA IMPORTANTE. Los errores de redacción acháquenselos a la traducción del artículo del New York Times, no a Robert Alonso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s