@RobAlonso EN MATERIA DE ATENTADOS

EN MATERIA DE ATENTADOS

Uno de estos días… por allá lejos, el grueso de los pobres, ingenuos, infelices y NOBLES venezolanos le agarrará las señas al régimen de los Castro en Venezuela. Es SENCILLAMENTE INCREÍBLE que casi después de 20 años de tiranía castro-estalinista en ese país, la inmensa mayoría de los venezolanos no haya comprendido cómo es que estos cubanos castristas baten el cobre. Millones y millones y millones de venezolanos (y también de venezolanas), siguen jurando que lo que carga el burro entre sus patas traseras: ¡es una trompeta de goma!

Miren. Si alguien sabe de hacer atentados: ¡son los cubanos castristas! El Comandante Manuel Piñeiro Losada, alias “Barbarroja”, fue un hombre poderosísimo dentro de la tiranía castrista en Cuba. Fundó y dirigió el eficiente “Departamento América”, que infiltró de comunistas a casi todos los países del continente americano, INCLUYENDO A ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA. Se dice que era el único ser humano a quien Fidel Castro temía. Al jubilarse del espionaje mundial, se le metió en la cabeza defenestrar a Fidel para montarse él en el coroto y fue denunciado por su mujer: Marta Harnecker, una chileno-austríaca comunista, quien luego fue sembrada en Venezuela y se convirtió en la “ideóloga” de la “revolución bolivariana” y terminó asesorando a Chávez y al propio presidente Barak Obama en EE.UU.

Piñeiro JAMÁS MANEJÓ EN SU VIDA. Siempre tuvo chofer… y vino a morir chocando, detrás del volante de un carro, con el único árbol que había en 100 kilómetros a la redonda. Algo similar le sucedió a Oswaldo Payá, un “disidente” cubano a quien Castro le anuló su “permiso de opositor” y chocó contra un árbol solitario.

Sin ir muy lejos. Cuando en el verano de 2006 la mente de Fidel Castro dejó de funcionar, Hugo Chávez pensó que se convertiría en el gran líder continental y mundial, ocupando el puesto vacante del Comandante en Jefe… que ya estaba turulato. Chávez no contó con la presencia de Raúl y a él no se subordinó. Ya todos Uds. saben cómo terminó: ¡en una gaveta de la morgue del CIMEX en La Habana, donde está debidamente “guardado”.

Cuando los Castro quieren desaparecer a alguien: ¡lo desaparecen! Hay mil maneras de hacerlo. A Camilo Cienfuegos le “modificaron la salud” y pusieron a Cuba entera a buscarlo en el aire y luego en el mar, alegando que su avión había caído al océano. Al Che Guevara lo sacaron del panorama para convertirlo en el máximo héroe de la “revolución cubana”, junto al pobre Camilo. En Miami, los Castro eliminaron – sutilmente – a dos grandes líderes de la contra-revolución: Manuel Artime y Jorge Mas Canosa, quienes murieron – ambos – de un cáncer tan misterioso como el que “sufrió” Chávez y cuando Agostino Neto, en Angola, se cuadró con los chinos… alejándose de los soviéticos: ¡también le dio un cáncer raro! Lo mismo sucedió con Michael Manley (de Jamaica) y Forbes Burnham, de Guyana.

Cuando los Castro quieren eliminar a alguien: ¡lo eliminan! Ahora bien… cuando quieren meter el cuento-chino de un “atentado”, también lo saben meter. Tenemos el ejemplo del “atentado fallido” que los Castro le hicieran a Arnoldo Alemán en Managua, donde murió uno de sus escoltas principales. Lo mismo sucedió con un “atentado” que le hicieran al “Comandante Cero” (Edén Pastora) en Nicaragua, donde murieron tres periodistas y resultaron gravemente heridas unas 20 personas, pra luego – años después – ser condecorado por el sandinismo: ¡por sus servicios prestados a la revolución! Sin embargo, se rasparon a los dos líderes de la VERDADERA OPOSICIÓN nica: Enrique Bermúdez Varela (Comandante 380) y al Dr. Ángel Sequera.

Hemos dicho muchas veces que el “artículo 1ro” del “Manual del Castro-Estalinismo Internacional”, ordena arrancarle la cabeza a aquel individuo que a 20 años vistas (o más) pudiera ser incómodo para “la revolución”. Los castristas NO PERDONAN y no asumen riesgos innecesarios. Saben cómo eliminar a sus opositores peligrosos sin levantar la más mínima sospecha. En tal sentido, los adoradores de la MariCori Machado pueden dormir tranquilos, que la hora de tan “valiente” mujer todavía no ha llegado.

Miami 25 de octubre de 2018
Robert Alonso

Un comentario en “@RobAlonso EN MATERIA DE ATENTADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s