EL FABIANISMO EN VENEZUELA

EL FABIANISMO EN VENEZUELA

La inmensa mayoría de los venezolanos no tiene la más remota idea de lo que VERDADERAMENTE significa “el progresismo”. Esa mayoría supone, con lógica meridiana, simplista y primitiva, que significa “progreso”… adelanto, bienestar para un pueblo, etc. La verdad-verdadera (como hubiera dicho Luis Herrera), es que significa todo lo contrario: atraso, retroceso y, sobre todo… ¡comunismo solapado!

El fulano “progresismo” forma parte de los postulados – de engaño – del llamado “fabianismo”, pero ahí tenemos otro inmenso problema. Si el grueso de los venezolanos, no tiene la más mínima idea de lo que significa el “progresismo”, casi LA TOTALIDAD de ellos, jamás ha escuchado hablar sobre “el fabianismo”.

El fabianismo es una corriente derivada del marxismo que comenzó en Londres entre los años de 1888 y 1898. El padre del fabianismo fue el matrimonio compuesto por los marxistas británicos Sidney y Beatrice Webb. El nombre le hace honor al general de la antigua Roma, llamado Quinto Fabio Máximo, quien había conseguido frenar los enfrentamientos directos contra Aníbal buscando desgastar al ejército del general cartaginés dejando pasar el tiempo, utilizando tácticas de hostigamiento y de guerrilla, cortando las vías de aprovisionamiento de víveres y de material, etc.

Quinto Fabio Máximo evitaba la confrontación directa… frontal. Los fabianistas son “pacifistas”, no confrontan: ¡engañan! El engaño es el arma principal de los fabianistas. Mientras Carlos Marx proponía lograr el poder a través de la violencia, de la revolución violenta y frontal, los fabianistas consideraban que había que llegar al poder gradualmente, con paciencia y, sobre todo: ¡a través del engaño!

Sidney Webb, padre del fabianismo, ponía un ejemplo clásico. Si uno se traza un camino y en él se topa con una pared: ¡no hay que derribarla! La vía para solventar el obstáculo es rodearla, darle la vuelta… buscar por donde está el lado débil y por ahí acceder para continuar el camino. Si ese proceso exige una espera: ¡habrá que esperar! Las dos herramientas claves del fabianismo son la paciencia y el engaño. Si hay que retroceder, retroceden. Creen que retrocediendo dos pasos, cuando se ha avanzado tres, siempre se adelanta uno.

Los fabianistas son, en el fondo muy superficial, marxistas… pero engañan a sus seguidores llamándose de otras maneras. Una de esas maneras, entre las cuales se hacen llamar los marxistas-fabianistas es “progresita”. Por analogía, los progresitas son fabianistas… y como fabianistas: ¡son marxistas!

Hoy les he publicado un INTERESANTÍSIMO VIDEO donde vemos a Ratonksi (progresista-fabianista-maxista), explicando el ejemplo fabianista clásico del muro… ¡de la pared en el camino! Ratonski está empleando las palabras exactas del texto de la obra “El Fabianismo Moderno”, la biblia de los fabianistas del Siglo XXI.

Si hacen un somero análisis, verán que en Venezuela triunfó el fabianismo. A los pobres, infelices, ingenuos y NOBLES venezolanos los han engañado como a unos turcos… ¡de manera MISERABLE! Y no solo eso: ¡todavía los engañan! Cuando aceptaron el triunfo de la “oposición”, en las parlamentarias de 2015, estaban retrocediendo dos pasos, cuando ya habían adelantado como mil. Al final los venezolanos vieron que la fulana asamblea terminó siendo el “Departamento de Asuntos sin Importancia”, de Venezuela.

Para que triunfe el engaño (el fabianosmo), tiene que haber ENGAÑADOS. El primer paso en la estrategia para combatir al fabianismo: ¡es no dejarse engañar MISERABLEMENTE! Los socialistas, ¡SON FABIANISTAS!; los progresistas, ¡SON FABIANISTAS!; la Internacional Socialista: ¡ESTÁ COMPUESTA POR FABIANISTAS!

Una vez que los fabianistas llegan al poder, a través del “pacifismo”, de elecciones transparentes… como los Castro lograron posicionar a Chávez en Miraflores: ¡comienza la emoción! Un grupo de fabianistas se convierte en “opositores” y conforma organizaciones de engaño, como la “Coordinadora Democrática”, que luego cambió su nombre para llamarse “Mesa de la Unidad Democrática” (MUD, por sus siglas). Cuando estas organizaciones pierden vigencia o credibilidad, se inventan otros métodos… como crear y promover el liderazgo de fabianistas disciplinados, que recojan la bandera de la supuesta oposición. En Nicaragua, por ejemplo, ante la derrota de los sandinistas en la guerra civil ganada por “La Contra”, los sandinistas – aplicando una clásica táctica fabianista – colocaron en el poder a la “eunuca mental” de la Violeta Chamorro, para regresar al poder luego de tres gobiernos fabianistas: el de la Violeta, el de Arnoldo Alemán y el de Enrique Bolaño… ¡paciencia y engaño!

http://comoseperdio3.blogspot.com/

Hay que combatir el engaño fabianista: ¡no dejándose engañar! Por ejemplo: en una tiranía nacrocastro-estalinista, como la que impera, depreda y destruye a Venezuela, no se permite una verdadera oposición. En esos sistemas, no se permiten verdaderos opositores. Nadie, absolutamente nadie, puede caminar libremente por las calles de Venezuela promoviendo un cambio de sistema, sin que el SEBIN no lo atrape: “¡ese animal no existe!”, como diría mi recordada, sabia y adorada Abuela Carmelina, QEPD. Si Uds. ven a un hombre o a una mujer… o a un grupo compuesto por hombres y mujeres, que LIBREMENTE (con ciertos “contratiempos lógicos”) se oponen al régimen: ¡esas son fichas fabianistas! ¡NO SE DEJEN ENGAÑAR MISERABLEMENTE!

Los ilusos quieren pruebas. Cuando denunciamos y atacamos a estos farsantes, HDLGP y traidores de la FALSA OPOSICIÓN, nos piden pruebas. A veces, conseguir pruebas es tremendamente difícil o IMPOSIBLE. La prueba está basada en la lógica, simple y llana… en un sistema narcocastro-estalinista, no se permite oposición: ¡punto!

Fíjense la importancia que tiene el engaño dentro del fabianismo, que el símbolo… el emblema del fabianismo es un lobo disfrazado de oveja.

Miami 29 de octubre de 2018
Robert Alonso

Un comentario en “EL FABIANISMO EN VENEZUELA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s