¿Y SI BOLSONARO FUESE DE IZQUIERDA?

¿Y SI BOLSONARO FUESE DE IZQUIERDA?

Los seres humanos, al ser “pensantes”, tienen una ilimitada necesidad de auto-engaño. Los animales son total y absolutamente pragmáticos… a menos que hayan sido “domesticados”, que no es lo mismo que haber sido “amansados”. Los animales silvestres no se auto-engañan, porque predomina en ellos el instinto de conservación. En la medida en que los animales se vayan acercando a los seres humanos, pierden ese instinto y caen, como los humanos, en el auto-engaño. Como ejemplo tenemos al cerdo. Un cerdo “domesticado”, al que su dueño alimenta con esmero para que engorde bien y rápidamente, cree que le hacen un favor… que su dueño es una maravilla. A ese cerdo no le pasa por su mente que lo están engordando para la cena de Nochebuena.

Así con los seres humanos. Muchos se auto-engañan con creencias absurdas, milenarias. El auto-engaño se hace evidente cuando los niños comienzan a escuchar en la escuela, de boca de sus compañeritos mayores, que San Nicolás no existe. “Si no existe: ¿quién carajo me va a traer los regalos en las próximas Navidades?”, es lo primero que le viene a la mente al niño todavía-creyente. En consecuencia, ese niño entra en un “estado de negación”, como lo describen los psicólogos, y comienza un período de auto-engaño. Claro… llega un momento en que tienen que abrir los ojos, por más doloroso que ese proceso de “apertura” sea.

Millones y millones y millones de venezolanos (incluyendo, por supuesto, a MILLONAS de venezolanas), se auto-engañaron con la estrategia de la FALSA OPOSICIÓN para “liberar” a Venezuela del narcocastro-estalinismo internacional, uno de los sistemas más infernales, infrahumanos y amorales, que ha conocido la historia de la humanidad. En el fondo, esos millones y MILLONAS estaban seguros (y seguras) que votando no se lograría un carajo: ¡que se auto-engañaban! No solamente votaban: ¡firmaban, marchaban y tocaban pitos!

Esos mismos venezolanos veían cómo Venezuela estaba inundada de chinos, rusos, iraníes y hasta de “americanos”, que explotaban las riquezas naturales (no-renovables) de Venezuela. Luego de aceptar que San Nicolás no existe… que los venados no vuelan, que los muertos no resucitan y que los líderes de la FALSA OPOSICIÓN les “mamaron gallo en cruz” (les tomaron el pelo como quisieron), se fueron – una vez más – por la vía del auto-engaño y comenzaron a “creer” (a desear) que Donald Trump iba a mandar a los marines “americanos” para invadir militarmente a Venezuela y liberarla de los Castro. Cuando Pompeo le puso un “parao” ese cuento-chino, comenzaron a brincar en una sola pata con el triunfo de Jair Bolsonaro: ¡porque ese sí invadiría a su “hermana república”!

Ya Bolsonaro, haciéndose “el bolsa”, dijo que la vía para liberar a Venezuela es “el diálogo”, el “pacifismo”. Su hijo, Eduardo Bolsonaro, lo acaba de corroborar.

http://www.wradio.com.co/amp/nota.aspx…

Es más, Eduardito… quien sí pareciera ser medio-bolsa, pone sus esperanzas para ver a una Venezuela libre, en el hambre que están pasando los pobres, infelices, ingenuos y NOBLES venezolanos, cuando es – precisa y primordialmente – el hambre, el factor determinante que terminará atornillando a los Castro en ese pobre y abandonado país. En otras palabras: ¡pónganse cómodos!

Ya muchos venezolanos se están desencantando del fulano Iván Duque Márquez… el nuevo presidente de Colombia, con el perdón de mi gran amigo, Jaime Bayly, quien lo adora. Fíjense lo que acaba de suceder con el terrorista Rodrigo Granda, a quien “la justicia colombiana” le otorgó un día para irse a Venezuela a dar una charla… ¡y se quedó nueve! Claro, ahí se hace presente – una vez más – el auto-engaño: “no… es que en Colombia hay una verdadera separación de poderes y el poder ejecutivo no interfiere con el poder judicial…” Nadie quiere ver la mano de George Soros, quien fuera “asesor” de Duque, en esa jugada donde “la justicia” aceptó que Granda se fuese a Venezuela a coordinar estrategias de defensas para el régimen de los Castro en ese país, en representación de las FARC… la cual se está reagrupando ante las narices de Duque Márquez.

Ahora que ya Bolsonaro, hecho el “bolsa”, ha metido retroceso y puso su “guagua en reversa” (como la bachata de Juan Luis Guerra – https://www.youtube.com/watch?v=UbZSLXkwurg), salen los “auto-engañados” a advertir que “un guerrero” jamás expone sus planes de guerra: ¡que patatín y que patatán!

Si mañana Bolsonaro le dijera al mundo, como hizo Fidel Castro en diciembre de 1961, que él es marxista-leninista, que siempre lo ha sido y que lo será hasta el día en que se muera… como dijo Fidel Castro en diciembre de 1961, saldrán millones de “auto-engañados” a buscarle la vuelta. En Cuba muchos alegaban que no, que Fidel no era comunista: que era humanista. Al final se impuso aquel “slogan” que decía: “si Fidel es comunista… ¡que me pongan en la lista!

Todo se resume a las advertencias de José Martí: “La libertad es costosa. Debemos todos estar dispuestos a pagar su alto precio… ¡o a acostumbrarnos a vivir sin ella!”

http://www.wradio.com.co/amp/nota.aspx?id=3818384&__twitter_impression=true&fbclid=IwAR0GF0Y2Qbuj0gyqpsQDO3W-d_udPYgopAf_2XYpAFAUDiF8binP-3jJOh8

Miami 31 de octubre de 2018
Robert Alonso

2 comentarios en “¿Y SI BOLSONARO FUESE DE IZQUIERDA?

  1. Bolsonaro El asesino que nunca mató a nadie;

    El primer dictador que siempre desempeñó en un cargo electivo;

    El homofóbico que recibe besos y abrazos de homosexuales;

    El Nazi que empuña la Bandera de Israel, que defiende y da charla en la comunidad judía y es ovacionada;

    El racista que tiene un negro como uno de los mejores amigos desde hace varios años (Helio Bolsonaro);

    El violento a quien tiraron purpurina, huevos, escupido en la cara y por fin, un cuchillo en el abdomen …
    y nunca reaccionó ni agredió a nadie físicamente;
    El mentiroso que sólo habla las verdades que duelen;

    El loco que defiende que Bandido sea tratado como bandido;

    El violador que es contra la violación y el aborto;

    El radical que defiende que el ciudadano tenga el derecho de defender a su familia y propiedad;

    El asno que, inteligentemente, admite cuando no entiende de determinado asunto;
    El único corrupto que no tiene ningún proceso de corrupción en contra de 27 años actuando en el
    ambiente más corrupto del mundo; El candidato de los ricos que hizo una de las campañas más pobres de la historia;

    El millonario que tiene menos inmuebles que sus enemigos politicos;
    El político más burro, pues anuncia sus principales ministros al pueblo antes incluso del final de la
    primera vuelta, no dejando margen para negociar en la segunda vuelta;

    El prepotente que se atreve a decir que no negocia cargos con partidos a cambio de tiempo de TV.
    ¡Este es Jair Bolsonaro!
    Que Paradoja…
    Tiempos de cambios.??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s