CUANDO LAS RATAS MUEREN

CUANDO LAS RATAS MUEREN

Ha muerto una rata en Venezuela, pero quedan “miles”. Al morir una rata, las ratas sobrevivientes se lamentan. De las cuevas de ratas de Primero Justicia, Voluntad Popular, Movimiento al Socialismo (MAS) y, entre otras cuevas, la de la Causa R, salieron comentarios engrandeciendo “la obra” de Teodoro Petkoff, uno de los principales autores de la FALSA OPOSICIÓN que permitió el atornillamiento de los Castro en Venezuela, para depredarla y destruirla hasta sus cimientos, cosa que ni en 10 generaciones bíblicas (400 años), pueda resurgir.

Una de esas ratas sobreviviente, Juan Guaidó – coordinador nacional de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo y de Heidi – describió a Petkoff como un “constructor de la democracia y un luchador insigne que servirá de ejemplo para los nuevos líderes. Otra de las ratas sobrevivientes, Américo De Grazia, dirigente nacional de la Causa R, aseguró que el legado de Petkoff era de honestidad, disciplina y dedicación por Venezuela. Esto último es cierto: le dedicó Venezuela a los Castro, como los toreros dedican los toros que están por matar: ¡para que se quedaran con ella!

Tomás Guanipa, otra rata sobreviviente y secretario general de Primero Justicia, se tiró la maroma de decir que la muerte del comunista, traidor, asesino y atracador de bancos – Teodoro Petkoff – era una pérdida irreparable que dejaba a los venezolanos sin uno de los mayores “referentes moral y político” (sic). Faltan, por ejemplo, los comentarios al respecto de la MariCori Machado y de Toñito Ledezma… ¡para completar el combo de dolientes!

Petkoff era un búlgaro-polaco nacido en Venezuela que en 1949 se afilió al partido comunista. Formó parte del frente guerrillero del FALN que dirigía y financiaba Fidel Castro desde Cuba. Como guerrillero organizó masacres a venezolanos y atracos a bancos, con la finalidad de convertir a Venezuela en una Cuba castro-estalinista.

Esta rata que acaba de morir a sus 86 años, fue el creador – en el año 2006 – de lo que él llamó “La Oposición Responsable”, aquella que promovía las farsas electorales junto a todas estas ratas sobrevivientes que hoy lamentan su muerte: ¡una oposición “genuflexa”… entregada a los Castro! Es cierto que criticaba al “chavismo” desde su panfleto – “Tal Cual” – pero por otro lado, lo protegía adormeciendo a millones de venezolanos con el cuento chino de la “Oposición Responsable” y las farsas electorales aderezadas con marchas, firmazos y tocaderas de pitos.

Petkoff era la voz cantante del pernicioso “Grupo La Colina”, creado desde Guanabacoa para desorientar a los venezolanos en materia electoral, que luego de convirtió en un faro de guía para la FALSA OPOSICIÓN.

Si alguien conocía a los Castro y al nacocastro-estalinismo internacional, era – precisamente – esta rata que acaba de morir: Teodoro Petkoff Malek. Petkoff tuvo que haber sabido dos cosas tremendamente importantes: que Venezuela estaba ocupada y siendo depredada y destruida por los Castro y que el narcocastro-estalinismo en Venezuela, ¡no saldría con votos! Si esas dos cosas las sabía yo, que SOY UN SOBERANO PENDEJO (y, además: ¡estoy loco!): ¿cómo no las iba a saber un individuo que conoció al monstruo por dentro?

La función, el libreto a cumplir por la hoy-difunta rata durante sus largos años de vida “productiva”, fue la de adormecer a los pobres (de mente), infelices, ingenuos y NOBLES venezolanos para que firmaran, marcharan, tocaran pitos y votaran en farsas electorales montadas por los Castro desde Guanabacoa. ¡Ese es el VERDADERO legajo de esta rata inmunda – COMUNISTA – que acaba de morir, luego de joder a Venezuela durante gran parte de sus 86 años.

Eric Ekvall, uno de los principales y más reconocidos analistas de la realidad política venezolana contemporánea, recientemente fallecido, como podrán apreciar en la entrevista que le hiciéramos Roger Vivas y este servidor en el año 2012, nos aseguró que de no haber sido por Teodoro Petkoff, los Castro no hubieran podido haber mantendido a Chávez en Miraflores, como títere del narcocastro-estalismo internacional, a partir del año 2004. Petkoff “le regaló” a Venezuela, antes de morir: ¡14 años de destrucción sistemática!

Cuando esta rata búlgaro-polaca tenía 47 años, la entrevisté para un documental que estaba produciendo sobre la voladura del avión cubano y su verbo era el de un fundamentalista comunista de extrema izquierda. Ya era un hombre hecho y derecho, cercano a cumplir medio siglo de vida. No fue hasta que llegaron los Castro al poder en Venezuela que se vino a dar cuenta de que el comunismo no servía: ¡a otro perro con ese hueso! Ese cuento-chino se los podrán vender a los pobres (de mente), infelices, ingenuos y NOBLES venezolanos, pero no a mí.

Razón tenía mi recordada y adorada Abuela Carmelina, QEPD, cuando decía que el mejor comunista, NO ES EL COMUNISTA ARREPENTIDO… como dicen por ahí. El mejor comunista, según mi abuela, es el comunista muerto y enterrado fuera de Tierra Santa: ¡para evitar que al tercer día pudiese resucitar!

Dime cuáles muertes lamentas: ¡y te diré quién y qué eres!

Miami 1ro de noviembre de 2018
Robert Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s