MISIONES INTERNACIONALISTAS

El pueblo de Cuba no sabe cuántos jóvenes cubanos, de ambos sexos, han muerto en “misiones internacionalistas”. El pueblo venezolano no tiene la más puta idea de lo que son las fulanas “misiones internacionalistas”. Bueno les sería a los venezolanos que tienen a sus hijos y nietos viviendo en Venezuela, que se tomen su tiempo para revisar esta página publicada por el régimen infrahumano de la Cuba narcocastro-estalinista:

http://www.cubadefensa.cu/?q=misiones-militares

Vámonos para Nicaragua. Nicaragua es un país de hombres aguerridos. Muchos creen que la primera derrota militar que sufrieron las fuerzas armadas estadounidense se produjo en Vietnam: ¡pero se equivocan! La primera derrota militar sufrida por Estados Unidos, se produjo en la Nicaragua del año 1933, bajo el nacionalista (NO COMUNISTA) Augusto Nicolás Calderón Sandino.

Estados Unidos se había, prácticamente, adueñado de Nicaragua gracias a la complicidad de los liberales y de los conservadores (digamos: bajo los adecos y los copeyanos). Los liberales y los conservadores, antagónicos políticamente, se confabularon para entregarles Nicaragua a los estadounidenses. En las calles de ese país se hizo popular el siguiente refrán: «Cinco liberales y cinco conservadores: ¡suman diez bandidos!».

Augusto Sandino conformó un grupo armado de 29 hombres: ¡30 con él! El armamento consistía de 40 rifles. Poco a poco Sandino incrementó sus efectivos hasta llegar a ser unos 6000 hombres, quienes conformaban el llamado “Ejército Defensor de la Soberanía Nacional” (EDSN).

Con el correr de los años, los “sandinistas” comunistas se adueñaron de la imagen – NACIONALISTA – de Augusto Sandino, como hicieron los “castristas” comunistas en Cuba, que se adueñaron de la imagen – NACIONALISTA – de José Martí. El comunista salvadoreño, Agustín Farabundo Martí, se fue a Nicaragua a captar a Sandino para las filas del comunismo internacional y este último le dio 24 horas para que abandonara Nicaragua, so pena de ser fusilado de inmediato. Al final, Farabundo Martí terminó fusilado en El Salvador, el 31 de enero de 1932.

Sandino fue el primer guerrillero moderno de la historia hispanoamericana. De hecho, los estadounidenses comenzaron por llamarle “bandolero” y terminaron llamándole “guerrillero”. Jamás pudieron vencerlo. Llegado Franklin Delano Roosevelt a la presidencia de EE.UU. y obligado por problemas domésticos de mayor importancia (la Gran Depresión), proclamó la «política de buena vecindad», lo que significaba la retirada de todas las fuerzas militares de EE. UU. de los países de la cuenca del Caribe, incluyendo Nicaragua. Sin embargo, conscientes de su derrota, ya desde hacía algún tiempo los marines preparaban su retirada: paulatinamente dejaron de participar en los combates.

Los nicas no son ciudadanos fáciles. Los nicas: ¡son guerreros aguerridos!

La olla de presión se fue cargando en Nicaragua durante varias décadas del mal-llamado “sandinismo” hasta hace unos meses cuando explotó la sublevación cívica que ha producido miles de muertos, decenas de miles de mutilados y cualquier cantidad de desaparecidos y de presos políticos.

Los nicas no se rinden y los Castro tomaron cartas en el asunto, conformando una fuerza militar compuestas por elementos cubanos y VENEZOLANOS. He ahí la primera “misión internacionalista militar” de jóvenes venezolanos en territorio extranjero. ¡La emoción ha comenzado!

Los venezolanos no lo saben, pero en el año 2008 se promulgó la fulana “Ley de Defensa de la Patria”, en la cual se contempla la obligatoriedad de participar en “misiones internacionalistas” a jóvenes venezolanos de ambos sexos. ¡Ha llegado la hora de esa primera “misión internacionalista”!

Muy pronto comenzarán a llegar a Venezuela, en bolsas plásticas, los cuerpos de jóvenes venezolanos y jóvenes venezolanos mutilados psicológicamente.

Yo quisiera tener la manera de hacerles entender a los venezolanos lo que les espera en un futuro inmediato… a partir de hoy, de ayer: ¡de mañana! No se trata simplemente de no tener papel con el cual limpiarse el trasero… o falta de insulina para los diabéticos. Estamos hablando de mutilaciones físicas y psicológicas de lo más preciado que puede haber en la vida: ¡nuestras futuras generaciones!

No entiendo para nada. Los dolientes venezolanos se cuentan en MILLONES DE HABITANTES. Los victimarios no llegan al millón: ¡y los más son sometidos, MISERABLEMENTE, por los menos!

Miami 18 de noviembre de 2018
Robert Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s