La comunicación social debería de ser una “ciencia exacta”

PARA QUE LO ENTIENDAN

La comunicación social debería de ser una “ciencia exacta”, pero no lo es. Se los digo yo que tengo casi MEDIO SIGLO en el “medio”. Cuando estudié comunicación social en la Universidad de Aberdeen, en Escocia, no me enseñaron la “película completa”. Una cosa es lo que piensa el burro (el comunicador social) y otra, muy distinta, la que piensa quien lo monta: “el lector o receptor de la comunicación”.

En 1989, Fidel Castro había masacrado ya a más de 70 mil cubanos en el paredón de fusilamiento. En Venezuela había más de 300 mil cubanos exiliados. Teníamos accesos a los medios de comunicación social. Todo venezolano de criterio – ¿los hubo alguna vez? – había escuchado los desmanes de los Castro. Entre los años 60’s y 70’s, los Castro se cansaron de matar venezolanos y de intentar adueñarse, no de Venezuela: ¡de las riquezas – no renovables – de Venezuela! Y, sin embargo, la crema y nata de la intelectualidad venezolana, casi mil “intelectuales”, le dieron la bienvenida a Venezuela a Fidel Castro en los primeros días de febrero de 1989, mediante el “Manifiesto de Bienvenida a Fidel Castro”. Más tarde, unos once años después, se estaban lamentando de la ocupación de Venezuela, por parte de Fidel Castr: ¡a quien le habían dado la bienvenida!

¿Cómo calificar a los venezolanos representados en esos “intelectuales”? ¿De ANORMALOS, ANORMALAS, IMBÉCILOS, IMBÉCILAS, acéfalos y acéfalas? ¡CÓMO! Coño, carajo: ¿cómo? Que alguien me lo explique. Estoy abierto a toda clase de explicaciones. Se trató de la CREMA Y NATA de la intelectualidad venezolana. Los profesores universitarios de las mejores universidades del país… de los fulanos “comunicadores sociales” que generaban opinión. ¡Que alguien me lo explique!

Ah… pero luego los Castro se adueñaron de Venezuela y la volvieron mierda. Entonces todos los venezolanos se volvieron anti-castristas y lo que es mucho peor: ANTI-CUBANOS. El grueso de los venezolanos detestó a todo lo que oliera a Cuba, incluyendo a los cubanos dignos ANTI-CASTRISTAS, quienes por décadas luchamos por Venezuela… por la democracia y la libertad de Venezuela; quienes, como yo, les advertimos que el peligro del narcocastro-estalinismo estaba a la vuelta de la esquina. El enemigo a combatir y a odiar, según los venezolanos, no estaba en las filas de Acción Democrática, en las filas de COPEI o del MAS: ¡partidos todos SOCIALISTAS! Los enemigos estaban dentro de todo lo que fuese cubano: ¡castrista o anti-castrista!

Pero los pobres venezolanos llevan casi 20 años siendo conducidos al matadero por los “socialistas” de AD, COPEI y el MAS… y ahí no hay enemigos. Una socialista social-cristiana ha sido ahora reconocida por la BBC como una de las mujeres más influyentes del planeta Tierra: ¡y todos los venezolanos brincan en una sola pata! Es como si hubiese ganado el cetro de Miss Universo una nueva venezolana.

Más aún: una venezolana, como la fulana Valentina Quintero – firmante de esa aberración histórica de manifiesto de bienvenida a Fidel Castro – es mencionada por la BBC (no sé cómo) como una de las mujeres más influyentes del planeta: ¡y los venezolanos lanzas cohetes al aire!

Entonces, los venezolanos (y las venezolanas), son – mayoritariamente – ANORMALOS, ANORMALAS, IMBÉCILOS, IMBÉCILAS, acéfalos y acéfalas. ¡No me cabe la menor duda!

Miami, 20 de noviembre de 2018
Robert Alonso

Un comentario en “La comunicación social debería de ser una “ciencia exacta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s