@Maria__Walter ‏

”La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante sufragio, por los órganos que ejercen el Poder
Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”.

Artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
HACIA EL LOGRO DE LA ACCCION SOCIAL COMPARTIDA!

A los fines del análisis quisiéramos partir de la siguiente premisa:
1.- La soberanía es poder político, que reside en el pueblo. Toda República tiene derecho de ejercer soberanía sobre su territorio en resguardo de los intereses que le son propios (legítimos).

 

Screen Shot 2017-10-26 at 7.04.05 PM.png

La soberanía se ejerce de dos maneras:

  • Forma Directa a través de la participación política activa en el proceso decisorio (ejercicio del poder político originario)

 

Screen Shot 2017-10-26 at 7.06.43 PM.png

EJERCICIO DEL PODER ORIGINARIO

Es PODER DECISORIO!                                               

Forma Indirecta la delegatura mediante el voto del poder decisorio (delegatura del poder originario)

Screen Shot 2017-10-26 at 7.08.47 PM.png

  •       TRANSFERENCIA DEL PODER ORIGINARIO

       TRANSFERENCIA DEL PODER ORIGINARIO

Garantiza la AUTORITA!(1)

2.- Cuando el poder político que es inherente a los ciudadanos -de todos sin distinción de ningún tipo- pasa vía ejercicio del voto a l@s elegid@s (representantes), el poder originario se transforma en poder delegado en tanto la “escogencia” que se ha realizado es un acto de cesión del poder soberano a quien(es) asumirán la gestión pública a través de la estructura técnico administrativa del Estado. Lo que implica decir, que: Una sociedad políticamente madura necesariamente ha de tomar conciencia acerca de lo que implica delegar el poder decisorio… (2)

Veamos:

 

  • Una sociedad-históricamente determinada para progresar (desarrollarse) requiere estar consciente acerca de sus objetivos y metas; es decir, acerca de lo que quiere y necesita para evolucionar…

 

  • Una sociedad consciente de lo que quiere y necesita, es una sociedad políticamente madura.

 

  • Mientras la sociedad no esté consciente de lo que quiere y necesita, se mantendrá en ciclos repetitivos de insatisfacción social.

 

Ahora bien, al asumirse la democracia como expresión del poder del pueblo para el pueblo, lógico resulta que las decisiones que se tomen desde las instancias del Estado favorezcan la satisfacción de las necesidades del pueblo; sin embargo, más allá de cualquier apariencia, algo sucede a lo interno de la propia estructura del Estado que ha imposibilitado e imposibilita trascender los niveles de insatisfacción social y eso que sucede precisamente está asociado directamente al proceso decisorio, así:

 

  • El poder ciudadano es poder social, siendo la esencia de ese poder de carácter político en tanto es poder decisorio, ´porque, poder ciudadano es poder político por naturaleza.
  • Al desprenderse el ciudadano de ese, su poder decisorio, queda expuesto a las decisiones que otro(s) tomará(n) en su nombre desde el Estado.
  • Cuando los ciudadanos eligen representantes para transferirles su poder decisorio, eligen a sus autoridades dando así vida y sostenimiento a la estructura de poder de elites decisorias, lo que implica decir, dan vida y sostenimiento a la organización piramidal que consagra privilegios a quienes conforman la cúpula del poder político y con ella, la cultura de los privilegios y el amiguismo.
  • Cuando los ciudadanos se ven afectados y protestan acerca de la insatisfacción que le genera las decisiones que se toman desde la cúpula del poder, la esencia represiva del estado se pone de manifiesto mediante la función de coerción, precisamente para garantizar no solo el acatamiento al principio de autoridad propio de la estructura vertical de poder, sino para garantizar el resguardo y perpetuación del estado e incluso de los bloques en pugna por el poder, lo que implica en la práctica , el poder decisorio que el pueblo ha transferido para la resolución de las necesidades colectivas toma la ruta de los privilegios convirtiendo al propio Estado a través de su estructura en freno de la resolución de las necesidades insatisfechas y por ende de la Realización Social Colectiva, ello porque al asumir la organización social atendiendo al principio de autoridad busca mantener al soberano cautivo en la falsa creencia de que mediante la delegatura del poder decisorio la sociedad resolverá el conflicto que surge de la desigualdad social, cuando precisamente, la única manera de alcanzar la superación de tal conflicto (lucha de contrarios) es asumir desde la madurez política el ejercicio de la condición ciudadana en procura del Logro Social Compartido, es decir, la Acción Social en base al compromiso social de particulares y empresarios integrados en función de metas y objetivos específicos con miras a obtener y sostener en el tiempo resultados que por su impacto a corto, mediano y largo plazo satisfacerlan necesidades hasta el presente sin resolución, ello precisamente porque la sociedad como un todo ha quedado atrapada en el paradigma  del liderazgo de cúpulas, cuando lo que la Gerencia Social en razón de la dinámica ha ido mostrando que el camino es, trascender dicho paradigma y transformando el conflicto de polaridades (contrarios en lucha) a la Acción Ciudadanía Organizada que, al asumir de manera coordinada la Gestión Social logra alcanzar por cuenta propia niveles superiores de Calidad con niveles de Eficacia, Eficiencia y Efectividad inimaginables.

LA C AUSALIDAD ASOCIADA AL CUM ULO DE NECESIDADES NO RESUELTAS
1.- La desigualdad social genera insatisfacción social (conflicto). Cuando el conflicto social se agrava, al Estado le resulta imposible actuar como “regulador” sin asumirse como instrumento de represión, ello porque la lógica que “sostiene” al Estado es la del poder opresor, así cuando la participación de la base social asumiéndose con derechos democráticos llega al reclamo/la exigencia en la calle, el principio de autoridad se ve amenazado y acciona, develándose así la naturaleza de dominio inherente al estado mediante la violencia estatuida, en consecuencia el estado se activa como lo que es, órgano represor.
2.- Cuando el Estado asume el principio de autoridad, resulta imposible hablar de la existencia de democracia, ya que cuando el Estado actúa desde la organización vertical para la toma de decisiones, lo hace respondiendo a la lógica del poder opresor, lógica que precisamente lo lleva a situarse para su actuación por encima del ciudadano (neutralizándolo).

A mayor insatisfacción social mayor necesidad de control social (represión) a los fines de impedir la exigencia social, el reclamo, la protesta pública.

  • Cuando el Estado se organiza atendiendo al principio de autoridad niega posibilidades a la Libertad Personal/Colectiva por ello la necesidad fundamental del Estado Opresor es instrumentalizar mediante leyes el sometimiento.
  • En la medida que se consolida el principio de autoridad en la sociedad, crece el miedo, constituyéndose en instrumento indispensable de dominio del Estado Opresor, por ello, nada más efectivo para ponerle freno a la libertad que militarizar la producción y la distribución alimentaria, en tanto se constituyen en instrumento de control social por causa del hambre.
  • En la medida que se afianza el Estado Opresor la militarización se expande al mundo civil (militares en puestos claves de la estructura civil del Estado) así, cuando la militarización alcanza el ámbito de la producción, la educación y la salud, ya las milicias populares como estrategia de sometimiento han ido penetrando en el seno del pueblo, en tanto pueblo militarizado es pueblo sometido a la voz de mando.
  • Más allá de cualquier pretensión de dominio, la Libertad es inherente al Ser y, por tanto, fuerza inevitable, por lo que el Ser encuentra que más allá de su miedo a ser reprimido, a ser negado como Ser, están sus recursos internos, su poder creativo, que al activarse le permiten crecer venciendo sus propias limitaciones y desventuras, reconstituyendo así desde su poder “liberador” como individuo y como sociedad.–
  • Cuando se activa el poder liberador nada lo detiene, se socializa, de allí que la importancia del momento presente es asumir la indagación personal -)darse cuenta- de cómo me siento- ya que:

1.- A mayor conciencia acerca de las necesidades individuales/familiares/colectivas, mayor claridad de propósito de vida,

 

  1. Una sociedad humillada, sometida a tratos crueles e inhumanos, desprovista hasta de los más elementales insumos alimentarios y de salud, por su condición de vulnerabilidad queda propensa a la perdida de perspectiva con respecto a lo que merece para sí y por ende, es factible desvalorizada de Si, de quedar cautiva a falsas promesas a causa incluso del Amor Ciego a sus líderes, en tanto, banalizada la libertad, la sumisión se teje como camino….

 

El actual momento exige como ninguno claridad por parte de los venezolanos, por ello, toda acción liberadora ha de nutrirse y sostenerse en el Sistema de Valores de la Estima Social. Trascender el momento actual requiere de nuestra reflexión profunda en pro de asumir desde lo mejor de nosotros, el compromiso por hacer tangibles los cambios que como Sociedad nos merecemos desde la Dignidad.(3)

 

LIBERTAD PARA LA LIBERTAD!
JUSTICIA PARA LA JUSTICIA
AMOR PARA EL AMOR, SOL-DADO HE ALLI TU UNIFORME!

 

María Walter
[1l https://resistenciavenezuela.net/2014/12/09/maria__walter-por-que-se-nos-quiere-llevar-a-los-venezolanos-por-la-ruta-electoral-2015-2019/

(2) Hoy día se pretende el establecimiento de un “nuevo contrato social” mediante una constituyente, ilegitima de origen en tanto, fue convocada no por el soberano sino por el ejecutivo.

[3l https://resistenciavenezuela.net/2016/07/19/el-tiempo-ya-no-espera/